DÍA DEL FOTÓGRAFO PROFESIONALES-ktronix

Dia del fotografo profesionales
La fotografía es una excelente opción profesional para cualquier persona a la que le interese ganar dinero con sus talentos creativos. Es uno de los pocos campos en los que la edad y los títulos universitarios no son tan importantes como un buen ojo, un equipo de calidad y la auto disciplina. Sin embargo, la fotografía es un campo competitivo, así que prepárate para comenzar con poco mientras perfeccionas tus habilidades y construyes un portafolio de tus mejores trabajos. Los pasos a continuación deberían ayudarte a comenzar.

Conoce tu equipo: Un concepto erróneo sobre la fotografía profesional es que debes tener el cuerpo de una cámara lujosa o varios lentes para ser exitoso. Aunque tener una buena cámara sin duda mejora tu oficio, ser un fotógrafo exitoso tiene que ver más con conocer los pros y los contras de los fundamentos de la cámara. Antes de considerar la fotografía como un negocio, debes conocer tu cámara y tu equipo como la palma de tu mano.


Empieza con una cámara básica antes de ir a comprar una cámara nueva que cueste miles de dólares. Un buen fotógrafo puede tomar fotos con un modelo de cámara económico, así que primero acostúmbrate al cuerpo de una cámara básica. A medida que comiences a entender la cámara y los lentes, puedes considerar la idea de comprar nuevos accesorios.


Lee libros, revistas y artículos en internet con sugerencias, trucos e información actualizada de las configuraciones de cámaras. Estos te enseñarán nuevas formas de usar tu cámara y tus lentes para crear fotos asombrosas.


Asegúrate de conocer el manejo de los otros dispositivos del equipo fotográfico, como el flash remoto o los diferentes lentes. Conocer estos dispositivos mejorará significativamente tus fotos.

Construye tu portafolio: Para que te contrate una persona diferente a tus familiares o amigos, necesitarás tener un portafolio listo para mostrar tus mejores trabajos. Usa fotografías desde varias tomas con diferentes temas para mostrar el rango de tus talentos. Asegúrate de que tu portafolio esté compuesto por más de 5 o 10 fotos; las personas querrán ver el buen trabajo que has hecho.


Toma fotos todos los días para perfeccionar tus habilidades, y muestra un amplio rango de imágenes para elegir de tu portafolio. Estas fotos no tienen que tomarse en sesiones fotográficas planeadas; pueden ser de escenas de la vida cotidiana.


Contrata modelos principiantes sin costo para tus retratos en las agencias de modelaje cercanas, a cambio de copias gratis de tus fotos. Esto te dará la oportunidad de tener a alguien que pose para tus fotos, aunque lo ideal sería que no tuvieras que pagar.

Decide cuál es tu fuerte: Si te encanta tomar retratos, entonces anúnciate como un fotógrafo de retratos. Si las fotos de bodas son tus favoritas, entonces corre la voz de que eres un fotógrafo de bodas. Encuentra tu área de especialización y úsala a tu favor en tu oficio.


Prueba en varias áreas de la fotografía antes de escoger una como tu favorita, y no excluyas ninguna oportunidad de negocio simplemente porque no está dentro de tu especialidad.


Si estás firmemente en contra de tomar cierto tipo de fotografías (por ejemplo, muchos fotógrafos se rehúsan a tomar fotos de bodas porque involucran niveles altos de estrés) no te sientas obligado a hacerlo simplemente porque representa una oportunidad de negocio. Sólo toma fotografías con las que te sientas cómodo y que disfrutes, o de lo contrario podrías comenzar a odiar tu profesión.

Consigue los documentos necesarios: Antes de empezar a trabajar como un fotógrafo profesional, necesitas conseguir una licencia comercial y empezar a convertirte en un empresario. Investiga los requisitos necesarios para obtener una licencia comercial en tu país, y los documentos que necesitas para ser reconocido legalmente como un profesional.


Considera la posibilidad de hablar con un abogado para pequeñas empresas para tener una mejor idea de las cosas específicas que necesitas.


Si planeas dedicarte únicamente a la fotografía, asegúrate de tener un seguro que cubra tu negocio. Esto puede incluir equipos y seguro médico para ti y tus cosas.

Empieza a administrar tu dinero: Estás creando tu propio negocio, lo que significa que necesitas comprender rápidamente la importancia del dinero. Abre una cuenta bancaria separada, lleva los registros en un libro de contabilidad para controlar tus finanzas, y consíguete una calculadora. Cada semana, debes actualizar tu libro de contabilidad con todos los intercambios monetarios que hiciste en los últimos 7 días.


Antes de renunciar a tu trabajo tradicional para dedicarte a la fotografía profesional, asegúrate de tener ahorrado el dinero suficiente para pagar al menos un año entero de gastos. De esta forma, aunque tu negocio fracase, tendrás suficiente dinero para vivir hasta que consigas otro empleo.Ahorra algo de dinero extra únicamente para tu negocio en casos de emergencia. Este fondo paga el equipo roto a última hora o un segundo fotógrafo si necesitas personal para una sesión fotográfica grande.

Haz un cronograma: La fotografía profesional es una buena fuente de ingresos adicionales, aunque también puede ser una carrera autónoma. Sin embargo, antes de renunciar a tu trabajo tradicional, piensa en tu cronograma ideal y la cantidad de tiempo que necesitas para tomar una sola foto.


Recuerda que una sola sesión fotográfica incluye transporte, tiempo de fotografías, tiempo de edición, reuniones, etc. Por lo tanto, es mucho más que sólo "una sesión fotográfica de 1 hora".


¿Planeas trabajar únicamente por las noches y los fines de semana? ¿Tienes tiempo reservado para otros propósitos? ¿Cómo luciría tu cronograma si este fuera tu único trabajo?


Decide tus tarifas: Piensa en la cantidad de tiempo que necesitas para tomar cada foto, el costo de tu equipo, y el costo de las impresiones o los CD que hagas con las imágenes como producto final. Todos estos deben determinar la tarifa que cobres por hora o por sesión.


Busca otros fotógrafos locales y observa cuánto cobran por sus servicios. Luego, determina tus precios basado en tus destrezas y habilidades comparadas con las de ellos.


Evita fijar el precio de tus sesiones fotográficas demasiado alto o bajo. Un precio demasiado alto asustará la mayoría de los clientes, mientras que un precio demasiado bajo te hará parecer desesperado o poco llamativo como fotógrafo.

Anuncia tu negocio: El aspecto más importante para convertirte en un profesional exitoso es anunciar tu negocio. Crea un sitio web, haz tarjetas de presentación, crea relaciones con las personas cercanas, y habla de tu negocio de fotografías con todos los que conozcas. Las personas contratarán a un fotógrafo que les hayan recomendado, del que hayan escuchado, y que tenga una buena personalidad. Asegúrate de tener estas 3 características.


Por ejemplo, si haces una sesión fotográfica para una boda, toma fotos de la comida y dáselas a los proveedores de alimentos. Probablemente ellos usarán estas fotos para anunciarse a ellos mismos, y te recomendarán como el fotógrafo que las tomó.


Crea una marca de agua para proteger tus fotos, de modo que puedas anunciarlas por internet. Permite que tus clientes utilicen tus fotos con marca de agua para sus propias redes sociales, lo que básicamente es una forma de anunciarte.


Si tienes un sitio web para tu negocio, asegúrate de que tu optimización de motores de búsqueda (SEO) es alta, de modo que tu negocio se posicione en los primeros resultados de los motores de búsqueda, coincidiendo con tus etiquetas.


Ten siempre listas tarjetas de presentación y fotos de muestra para entregar o mostrar a cualquier persona que te puedas encontrar. Ya sea yendo en el autobús, haciendo fila en el supermercado, o compartiendo una mesa en una cafetería, todas son excelentes plataformas para anunciar tu negocio.